jueves, 11 de junio de 2015

Criatura del Vacío Celeste: Gólem de viento


Así, pero con más tubos. (Fuente)
Otra Criaturas del vacío celeste.

«Ffff, chht, clin, fff, abandona este lugar, humano».
—Gólem de viento hacieno su trabajo.

Nomenclatura: Gólem molino, gólem de tubos, gólem de turbinas.
Descripción: Tubos, turbinas y hélices interconectadas para que tengan forma humanoide. Cuando el viento pasa por ellas son capaces de moverse y emitir sonidos.
Cantidad que aparece: Tantos como el creador disponga, pero generalmente no más de cuatro.
Tamaño:De muy pequeño a gigantesco, según su diseño.
Armadura: Alta si están fabricados con metal o piedra, algo más baja en cambio si son de madera o arcilla. Aún así mayor que la de un humano.
Resistencia: Igual que la armadura.
Inteligencia: La  que el creador decidiera darle, pueden ser totalmente mecánicos, repitiendo tareas repetitivas o, los más raros, más inteligentes que un humano.
Comunicación: Los más inteligentes pueden dejar salir aire de sus tubos para formar los sonidos del lenguaje.
Disposición: Ignoran a todo el que no sea un enemigo de su amo, pero a estos los atacan brutalmente.
Violencia: Atacan usando sus duros cuerpos y también lanzando golpes sónicos a través de tubos especializados para ello. Algunos cuentan con calderas internas que, mientras están encendidas, les permiten lanzar potentes chorros de aire caliente.
Enemigos: Los que su amo designe como tales. Las condiciones por las que una criatura puede ser enemiga de un amo depende de las instrucciones que este haya dado al gólem; por ejemplo, cualquiera que entre en una habitación.
Metas:Servir.
Peculiaridades:
  • Pueden llegar a explotar si se les bloquean tubos clave que suelen estar bien protegidos.
  • Solo pueden moverse cuando hay viento, de modo que por norma general son inservivbles en sitios cerrados.
  • Los más grandes son generalmente usados como armas de asedio, lanzándose contra las murallas enemigas sin parar de aullar.
Guarida: Donde su amo decida alojarlos.
Tesoro: Ellos mismos son un tesoro si pueden ser llevados a alguien capaz de reprogramarlos. Por otras partes, acostumbran a guardar cosas valiosas de sus amos.

Cuando lo encuentras está...:
1. Inmóvil por ausencia de viento.
2. Inmóvil, pues no tiene orden de moverse.
3. Inmóvil, vigilando algo.
4. Solo, defendiéndose de otras criaturas.
5. Viajando con su amo.
6. En proceso de fabricación, casi terminado a falta de los toques

Se dice que...:
1. Algunas de sus tuberías pueden ser modificadas para actuar como varitas mágicas.
2. No solo existen con forma humana, sino también animal, vegetal o incluso mixta, pero es imposible darles el mismo grado de inteligencia que a uno humanoide.
3. No pocos están confeccionados de tal forma que pueden volar.
4. Los más inteligentes intentarán buscar activamente lugares donde no sopla el viento jamás para poder dejar de funcionar. A veces piden ayuda.
5. Desean ser libres y la única forma de conseguirlo es sirviendo cien años a su amo, tras lo cual entran en un estado de ira asesina. Por eso rara vez se construyen con materiales poco perecederos.
6. Temen a los pájaros, los ratones y cualquier otro tipo de animal pequeño, por miedo a que aniden en ellos e interrumpan su funcionamiento.
7. Algunos cuentan con bolsas de piel o tela que les permiten almacenar aire para seguir funcionando sin viento, a modo de gaita.
8. En realidad tienen en su interior elementales de viento encerrados que mueven el gólem a regañadientes.
9. En realidad no los mueve el viento, sino que producen mágicamente viento a su alrededor donde quiera que vayan. Son el mejor amigo de los marineros de agua.
10. Muchos pueden moverse sin necesidad de viento si introducen materia orgánica como carne en tubos especializados que la convierten alquímicamente en energía como medida de emergencia.
11. Muchos nigromantes tienen afición por hacerlos con cuero endurecido y maloliente para reducir la moral de posibles asaltantes.
12. Es común hacerlos bastante grandes y de bambú para que otras criaturas puedan ocultarse fácilmente entre ellos y atacar por sorpresa.
13. Si son demasiado grandes, deben tener una persona enjaulada dentro que sirva como cerebro supletorio.
14. Puedes fabricar gólems de viento a partir de anguilas fosilizadas, pero te ves muy restringido en cuanto a la forma final.
15. Romper un gólem de viento trae once años de mala suerte y calvicie.
16. Muchos pueden sobrecargarse a sí mismos hasta explotar y son usados como bombas con piernas.
17. No pueden sumergirse en agua pues sus tubos quedan completamente bloqueados e inservibles. La humedad en general también afecta a su funcionamiento, por lo que temen las nubes.
18. Muchos clérigos y ermitaños especialmente entregados a la naturaleza intentan destruirlos en cuanto los ven al considerarlos una ofensa antinatural.
19. Tienen sexos (al menos psicológicamente) y apetitos correspondientes aunque no pueden ser satisfechos. Igualmente se dice que dicho sexo depende del material con el que estén hechos.
20. Los gólems fabricados con mezclas de materiales acabarán volviéndose irreversiblemente locos más tarde o más temprano.

Gracias por leerme. Valmar Cerenor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Una limosna para la cruzada:

Entradas relacionadas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...