jueves, 25 de agosto de 2016

Clase: amazona espacial

Una clase para La Marca Estelar. Voluptuosas mujeres guerreras de planetas salvajes. Por lo general, tan hermosas como peligrosas.

Requisitos: Constitución (CON) 10, Carisma (CAR) 13
Característica principal: Constitución (CON)
Dado de golpe: 1d10
Habilidades de clase: medicina, poner/quitar trampas, rastrear, usar aparatos alienígenas
Nivel máximo: 20
Progresión y salvaciones: como el Marine espacial


Descripción

Su origen corresponde a una común táctica de colonización que consiste en "manda a este mundo una brigada de ultrasoldados femeninos capaces de quedarse embarazados solas y déjalas un siglo para que lo vayan ablandando". Normalmente cumplen su cometivo con sobrada eficacia, pero en no pocas ocasiones ocurre algo que hace que las amazonas no abandonen ese mundo: la fauna y flora local se prueba demasiado resistente para una colonización efectiva, la civilización que las envió inicialmente desaparece o se olvida de ellas, etc. En estos casos suelen degenerar y formar tribus matriarcales para sobrevivir en estos mundos hostiles.

Por cierto, existe una versión menos popular que consiste en enviar hombres con genoma invasivo, capaces de reproducirse con distintas especies. Pero, claro, a nadie le gusta acabar colonizando la isla del doctor Moreau...


Armas y armadura

Dado que están acostumbradas a entornos salvajes, suelen llevar armadura ligera o incluso media, pero no pesada. Pueden usar escudos, pero no campos de fuerza. Además, aunque solo pueden usar armas a distancia ligeras, manejan cualquier arma cuerpo a cuerpo.


Otras características

Cada vez que sube de nivel, la amazona espacial puede decidir quedarse embarazada por partenogénesis voluntariamente. Si no lo desea, tira 1d20: si el resultado es menor que el nivel al que acaba de subir, enhorabuena, ahora es mamá, no se puede luchar contra la programación genética. No obstante, gracias a las modificaciones corporales, el embarazo y el parto son más seguros para las amazonas y puede ir de aventuras sin grandes problemas.

Por supuesto una amazona embarazada no puede quedarase embarazada por segunda vez.

Una vez dé a luz seis meses más tarde (¡maravillas de la ingeniería!) tendrá que cuidar de su descendencia (que inevitablemente será una niña) hasta que alcance la edad de dieciséis años: si la niña la acompaña en sus aventuras y aprende de su madre, se convertirá en una amazona de nivel 1 al llegar a esa edad.

Las amazonas tienen furor materno: siempre que estén defendiendo a su progenie pueden añadir dados de seis caras a sus tiradas de daño de una reserva igual a su nivel. Esto se aplica siempre que la amazona esté embarazada, pero una vez su(s) hija(s) tengan capacidad de movimiento, la cosa se vuelve más peliaguda y el director tendrá la última palabra. La reserva se renueva tras descansar 8 horas.

Si la amazona espacial está en buenos términos con su tribu, ahorrará el 20% de sus ganancias para entregarlas a su matriarca cuando vuelva a su mundo natal.

En su mundo natal, una amazona puede pedir ayuda a su tribu y convocar 1d6 amazonas más (modificado por la relación de la amazona con su tribu y lo grande que esta sea). Tira 1d20 por cada una para ver qué nivel tienen y vuelve todos aquellos resultados inferiores al nivel de la amazona, conservando el segundo resultado.

Estas seguidoras son solo amigas o aliadas de la amazona, no harán nada especialmente peligroso ni que sea contrario a los intereses de su tribu, ni la seguiran fuera de su mundo natal. Si descubren (o piensan) que han sido engañadas para hacer cualquiera de estas cosas, reaccionarán de forma bastante violenta.

Gracias por leerme. Valmar Cerenor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Una limosna para la cruzada:

Entradas relacionadas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...