miércoles, 8 de abril de 2015

Souls Route

Hace un tiempo ya que le doy vueltas a una idea de ambientación. Los que me sigan ya sabrán que me gustan las ambientaciones postapocalípticas, donde ha pasado algo horrible que cambia las cosas para siempre como Ablaneda, Son los días finales, La Hora Z o La Busqüeda (en algunos casos, como Skull Smasher System, los jugadores son el origen). Y que me gustan mucho las obras que lo tratan como Infierno blanco, Puño de la estrella del norte, Hora de aventuras, Mad Max o Waterworld (sí, me gusta Waterworld y lo digo en voz alta, podéis odiarme o admirarme o ambas).

Por eso suelo darle vueltas a más ambientaciones de postapocalipsis "al uso" y una de las que, como digo, llevan tiempo revoloteándome dentro del cráneo es Souls route.

La premisa es estúpida: todos los apocalipsis imaginables han tenido lugar a la vez. Armagedón, ragnarok, zombis, alienígenas, bombas nucleares, etc. A consecuencia de esto nuestro mundo ha cambiado muchísimo y uno de los principales cambios es geográfico.

En las estepas del este se halla la Zona Muerta, donde prácticamente nada puede sobrevivir a tal cantidad de radiación. Y en el borde de la zona descansa la mayor metrópolis del mundo conocido: Nueva Moscú, superpoblada e industrial hasta el extremo. Al otro lado del mundo, al oeste, cruzando los resquebrajados restos de Europa y el desierto salino que otrora fue el Mediterráneo, está la Ciudad Negra de Dite, que existe a la vez en nuestro mundo y el Infierno.

Dios cortó el grifo y ahora las almas de las personas que mueren no van ni al Cielo ni al Infierno, sino que quedan vagando por el mundo sin descanso. A la vista de esto, Satanás se dio cuenta de que tenía que hacer algo para conseguir más almas y mantener el Infierno ardiendo, cosa que lo mantiene a él y a toda su estirpe con vida. Al principio la idea era cazar humanos, extraerles el alma manualmente y destilarla para obtener necróleo, el combustible más poderoso conocido. No obstante, dado que los humanos pronto empezaron a escasear alrededor de Dite, el Maligno decidió empezar a hacer negocio: daría a los humanos el 10% del necróleo de cada alma que le entregaran. Y los magnates de Nueva Moscú, con más gente de la que podían mantener y más motores de los que podían mantener solo con combustibles fósiles, empezaron a frotarse las manos tan ansiosamesnte que probablemente podrían haberse prendido fuego por la fricción.

Como en una horrible nueva ruta de la seda, las caravanas recorren incansablemente los más de 4000 kilómetros que separan ambas ciudades; cargadas de esclavos en dirección a Dite y de necróleo de vuelta a Nueva Moscú. Los personajes también están en esta ruta (ya sea como comerciantes, bandidos, rebeldes o cualquier otra cosa) y probablemente viajan por ella. Pero esto no es moco de pavo, pues nadie gobierna toda la ruta y en cualquiera de sus sectores aguardan cosas horribles.

Para que sirva como botón de muestra de la ambientación, he hecho una pequeña tabla que responde a la pregunta "¿quién demonios gobierna este sector de la Ruta de las Almas?" y os la voy a comentar. Básicamente la idea es tirar tantos dados de veinte caras como se quiera y combinar los resultados.

1. Humano puro: normalmente serán pequeñas aldeas o comunidades. A lo mejor es una banda de asaltadores moteros. A lo mejor es un búnker de nazis o comunistas o yihadistas renegados. O una aldea ninja.

2. Mutante: más o menos como los humanos puros, pero con más poderes.

3-7. Animal o planta (mutante): gran parte de la ruta es terrreno salvaje, por lo que no será raro que esté dominada por animales y plantas mucho más mortíferos sobre todo teniendo en cuenta que el emperador Zoldar I, firme defensor de la autoextinción humana, hizo crear un montón de especies especialmente adaptadas para cazar humanos. Además, no tienen por qué ser siempre mutantes, pueden tener un origen alienígena o mágico. O realmente pueden ser animales normales, un oso da mucho miedo.

8. Zombi: después del shock inicial, muchos zombis se han dado cuenta de que su no-vida no está tan mal y han empezado a formar sus propias naciones. En otros casos siguen siendo salvajes que buscan cerebros donde sea. También puede depender de cómo se formaron, por supuesto, como el pequeño ejército de un brujo vudú. Las almas en pena que también recorren la ruta o los fugados del Infierno o algún otro inframundo, también caen también en esta categoría.

9. Raza no humana: alienígenas, hombres topo, parahumanos de una dimensión paralela, animales que han obtenido inteligencia y se gobiernan solos... Vale cualquier cosa y a menudo se solapa con otras cosas de esta lista, así que lo mejor es combinar.

10. Artista marcial: "oiga, ¿esto no lo cubre ya humano puro o mutante?", sí, pero creo que mola lo suficiente para hacerlo una categoría aparte. Básicamente el lugar es gobernado con mano de hierro (o quizá no tan de hierro) por un luchador sobrehumano que controla un estilo mortífero.

11. Psiónico: parecido al artista marcial, pero en este caso son gobernados por alguien o algo con poderes mentales que puede usar para mantener el orden. Notemos que también digo "algo", puede ser un perro que ha desarrollado poderes psíquicos mediante mutaciones, neurotubérculos o un megaordenador que ha implantado chips en el cerebro de todos los habitantes.

12. Dinosaurio: jajajajaja. Oh, sí.

13. Máquina: robots, cyborgs, inteligencias artificiales, superordenadores, mechas, máquinas de guerra que funcionan mal, trampas muy sofisticadas que siguen en funcionamiento, etc.

14. Ángel: los ángeles, por lo general, están en la tierra con una misión muy concreta: rematar el trabajo. Después del Rapto, en la tierra solo quedan pecadores, así que ha llegado la hora de que vengan ellos a segarlos. A veces de forma expeditiva, pero otros te lo piden amablemente y te piden perdón después.

15. Demonio: los demonios, por el contrario, tienen el propósito de encontrar almas humanas para mantener la supervivencia de su raza, de modo que generalmente intentarán convencerte de forma más o menos expeditiva de que vayas a Dite para que te sea extraída. También es posible que sean enviados a puntos conflictivos de la ruta para mantenerla abierta.

16. Leviatán o behemot: enormes criaturas semiacuáticas despertadas por el fragor del armagedón. Siempre estarán cerca de un cuerpo de agua más o menos grande (como un lago formado por impactos de misiles) y siempre serán enormes y no buscarán más que el caos.

17. Dios o culto: la ruta está llena de chalados, pero algunos tienen razón, como los antitemplarios que no paran de buscar el antigrial para que el anticristo pueda continuar replicando la vida de Cristo al revés. También puedes encontrar al Anticristo y a Cristo, que ahora recorre la carretera tras haber renegado de su padre. O, por ejemplo, tras el Ragnarök, Modi y Magni, hijos de Thor y nuevos portadores del Mjölnir, intentan extinguir el culto nigromántico que ha hecho volver a su padre de entre los muertos como dios-zombi. Ese tipo de cosas.

18. Dragón: sí, es parecido al leviatán y al behemot, pero a este le va más volar. Los hay de muchas clases, probablemente la serpiente Jörmungandr o la Bestia de Babilonia contarían como dragón. También los sospechosos habituales estilo Smaug.

19. Fae: sobre todo seres que han acabado en nuestro mundo después de que los mundos de Yggdrasil entraran en disonancia durante el Ragnarök como enanos, elfos, trols o gigantes de hielo y fuego. Probablemente muchos de ellos no tienen mayor inconveniente en instalarse a lo largo de la ruta.

20. Mago del caos: hay muchas formas de que se abra una brecha a uno de los ocho horribles planos del caos, pero la forma más común es que sea un mago del caos el que lo haya hecho para aprovechar su energía y poder hacer magia. Estas brechas de caos modifican enormemente el terreno circundante dependiendo de a qué plano den. Los ocho planos son: el plano de las tormentas de tigres; el plano del fuego, la locura y el láser; el plano del movimiento perpetuo; el plano de los pantanos de tiempo; el plano de las inhumaciones; el plano de la aleación negra; el plano de la carne, y el plano de las flores, el azúcar y las cosas bonitas.

Y supongo que con esto os podéis hacer más o menos una idea de cómo va Souls Route. No sé si voy a llegar a jugar a nada de esto o si le daré un sistema siquiera, pero es bueno tenerlo aquí como referencia por si algún día salta la liebre.

Gracias por leerme. Valmar Cerenor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Una limosna para la cruzada:

Entradas relacionadas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...