viernes, 10 de julio de 2015

Ojo de Zullabuth

Sukero City tendrá un capítulo de inventario cargadito. Aquí os va como ejemplo un trozo de demonio que vuestros alegres personajes pueden hacerse implantar por un módico precio. La redacción no es definitiva ni mucho menos porque este capítulo aún está verde y os aclaro cosas por el camino, pero os podéis hacer una idea. Y recordad que hablamos periódicamente de cómo avanza Sukero City en el blog de Monifate, dadle al enlace.


Un boceto rápido para ilustrar lo cuco que queda.
Precio: 2.500.000mon (+400.000 por la operación).
Categorías: bioimplante, armas.
Situación legal: ilegal. Generalmente es confiscado (la extracción corre de tu cuenta) y acarrea una buena multa.
Dónde conseguirlo:
  • Los Ho de Little China trafican con órganos de demonio.
  • De la banda de demonólogos posthumanos Demongénesis.
  • Invocando a los demonios adecuados y comprándolos directamente.

El ojo se implanta en el pecho cerca o sobre el corazón. Hace falta un cirujano que sepa cómo realizar esta operación (probablemente el mismo vendedor prueda proveerlo). La operación en sí lleva unas horas, pero hace falta una semana de recuperación para que el implante sea funcional.

El ojo permanece cerrado la mayor parte del tiempo, pero el usuario puede abrirlo a voluntad. Después de todo es parte de su cuerpo y está conectado a su sistema nervioso, con todas las consecuencias que acarrea tener un trozo de demonio conectado a tu cerebro (estos se explican en otra parte, pero podéis haceros una idea con esta entrada de lo que pasa si tienes una bala hecha de cerebro de demonio cristalizado en el cuerpo).

Cuando el ojo se abre, lanza un poderoso rayo hacia el frente que destruye casi cualquier cosa que encuentre en su camino. El único problema es que para activar este poder necesita absorber energía vital del usuario, de ahí que esté directamente sobre el corazón. Solo personas especialmente duras podrían usarlo más de dos veces al día sin acabar al borde de la tumba.

Si alguien que lo lleva muere, puede ser recuperado en cualquier momento dado que, como otras partes de demonio, no se descompone.

Gracias por leerme. Valmar Cerenor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Una limosna para la cruzada:

Entradas relacionadas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...