jueves, 10 de septiembre de 2015

El mar en Ablaneda

Uno de los dilemas que se presentaron cuando Ablaneda aún estaba en fase fetal era si debería o no tener mar.

Por supuesto no era simplemente una cuestión de si a uno le gusta más el mar y la montaña, puesto que un montón de mitología de la Península está, como es natural, relacionada con el mar. Las sierpes y los ojancos, bichos de lo más emblemático de la ambientación, tienen fuertes vínculos con él, sin ir más lejos. Pero, por otra parte, el mar es comunicación y, desde el principio, la intención era que el condado estuviera aislado. Por esto hubo que hacer de tripas corazón y reemplazar las referencias al mar en la medida de lo posible con los caudalosos ríos del condado.

Pero aun así cabe la posibilidad de que uno no quiera jugar con la Ablaneda del manual, cosa que yo siempre he recomendado de todas formas, o que quiera modificarla para que tenga mar.

Una de las primeras preguntas que habría que responderse en ese caso es: si hay mar, ¿cómo es que están aislados? Pero es que a veces se nos olvida que el mar también es una barrera geográfica. A lo mejor los mares que rodean el condado son especialmente bravos o realmente, cuando uno navega demasiado lejos de la costa, jamás vuelve.

Por otro lado habría que decidirse sobre la nueva geografía. ¿Sería simplemente una larga costa? ¿Habría islas? ¿Sería todo un conjunto de islas?

A mí no me desagrada la última opción, si acaso con una parte de costa que justificara la presencia de montañas enormes. Las islas tienen la ventaja de que añaden una dificulta más al ya aparatoso trabajo de los ronderos: ahora en vez de vigilar caminos tienen que navegar en cáscaras de nuez, recorriendo rutas marítimas de isla en isla.

En buena medida lo que me dio la idea fue un párrafo del artículo de sheriff en español de Wikipedia que, a pesar de que es probablemente erróneo, me inspiró:

Cada condado de Inglaterra tiene un "High Sheriff" (Sheriff Alto). Parece que la etimología de dicho nombre proviene de Chief of the river, "Jefe del río o de la ribera" entre los sajones o saxos, cuyo cometido original era la vigilancia que los rebeldes (resistentes) bretones y los colindantes anglos no realizasen ataques por sorpresa en barcas, más tarde impedir la piratería de río y las incursiones de los "sin rey" (vikingos) a su través, para, posteriormente, impedir el contrabando, recaudar los impuestos sobre las mercancías y el tráfico de productos y hacer cumplir las normas sobre los mercados, y, por último, perseguir a los delincuentes fugitivos, ejecutar las órdenes de apresamiento y mantener el orden público. Históricamente, el sheriff representaba al rey en su condado; hoy en día la posición es solamente ceremoniosa u honorífica, y no tiene muchas funciones.

La vida de rondero es dura, como el mar.

Por otra parte, este aumento del aislamiento (y ya había bastante antes) hace las cosas un tanto más interesantes: no tienes ni idea de qué puede haber en islas poco frecuentadas como Hah-Zaal o Hamabis o Veldaga en el mar de las tempestades u otras que puedas imaginar sobre la marcha.

En cierta forma, podría ser una versión más puñetera de Ablaneda para jugadores más experimentados.

Los ojancos posiblemente podrían ser devueltos a su hábitat natural en una isla en la que devoran a cualquiera que se acerca y de la que probablemente se alejan nadando a veces para buscar presas.

Si quieres mantener otros aspectos geográficos de la Ablaneda natural, probablemente Madriguera es ahora un nido de piratas y saqueadores marinos. Hablando de piratas y saqueadores marinos, esto abre la interesante posibilidad de ver nórdicos pululando por el condado y a los ronderos lidiando con ellos. Que sí, que el condado está aislado y tal, pero esa gente llegaba a cualquier parte. Yo solo lo digo...

Espero haberos dado en qué pensar si os gusta Ablaneda.

Gracias por leerme. Valmar Cerenor!

2 comentarios:

  1. Recopilando ideas que propuse por G+:

    - Que una niebla, en plan Stephen King trae piratas zombie a la costa.
    - Que los habitantes pensarían que el mar es plano y tendrían que comprobarlo, (con trágicas consecuencias).
    - Que no es el mar, ¡en realidad es el cielo! y Ablaneda está de al revés.
    - Que el mar devoraría alguna localización (y luego escupiría sus huesos).
    - Que la gente que se embarcase no volvería, o vuelven monos en su lugar XD.
    - Que la gente que embarca vuelve sin memoria, zombificada, o algo peor.
    - Que Ablaneda se llena de guiris, y tienen que venir ronderos del otro lado del océano a coordinar tanto turismo de borrachera.
    - No es el mar, es sangre (y por tanto un castigo divino).
    - Aparecen en Ablaneda restos de naufragios...Algunos muy inquietantes (como barcos fantasma en el horizonte), o procedentes de diferentes épocas.
    - Que alguien pesca alguna cosa muy rara, ¿un monstruo marino tal vez?
    - Que aparece algun tonto del otro lado del mar, reclamando ablaneda como "tierras bajo el dominio del rey".
    - Que surge un nuevo culto blasfemo a los dioses del océano.
    - Que aparecen los hombres pez, en plan Cthulhu

    Y ya tá.

    ResponderEliminar

Una limosna para la cruzada:

Entradas relacionadas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...