viernes, 4 de septiembre de 2015

Planos del caos (1): 1d64 mutaciones (3/3)

Cortesía del fantástico Dan.
Dadle click y contemplad el horror de cerca.
Por fin la última entrega de mi tabla de 1d64 horrible mutaciones del caos. Espero que todas os parezcan tan vomitivas como las anteriores.

Plano de la aleación negra 
41. Un montón de pequeñas cuchillas negras muy delgadas crecen entre las capas de tu piel, solo tienes que arrancarlas. Se reponen mientras duermes.
42. Tus dedos se convierten en un conjunto de llaves maestras, casi cualquier puerta puede ser abierta por una de ellas, pero probar lleva tiempo.
43. Tus huesos se convierten en la aleación negra, ahora son casi irrompibles. El proceso lleva un día y es tremendamente doloroso.
44. Un sable de aleación negra aparece en tu garganta. Eres capaz de sacarla y volverla a meter a voluntad. No puedes comer comida sólida.
45. Tu espalda se cubre de un caparazón de aleación negra. Su peso te hace andar encorvado.
46. Uno de tus brazos se estira y se convierte en una barra de aleación negra del mismo grosor. Aún eres capaz de mover el hombro al menos.
47. Tu cuerpo se cubre de pequeñas escamas de aleación negra, haciéndolo altamente reflectante. Ahora estás hecho de espejo.
48. A lo largo del túnel carpiano de una de tus muñecas aparece cada día una pequeña aguja de aleación negra. Si aprietas con fuerza el puño, sale disparada atravesando tu piel.


Plano de la carne
49. Tira 1d6: 1-lengua, 2-ojo derecho, 3-ojo izquierdo, 4-nariz, 5-oreja izquierda, 6-oreja derecha. El órgano que haya salido se vuelve anormalmente alargado y fláccido, aunque sigue funcionando.
50. Puedes escoger entre tener brazos donde tenías piernas o piernas donde tenías brazos. ¡Yay!
51. La carne de otra criatura inteligente es lo único que puedes comer sin vomitar.
52. Te vuelves exageradamente musculoso. Tienes músculos donde un humano no debería tenerlos.
53. Te fusionas con la criatura viviente más próxima, quedando vuestros cuerpos pegados de forma muy poco cómoda.
54. Cuando tu sangre sale de tu cuerpo se convierte en homúnculos de sangre que muerden a la criatura más próxima (normalmente tú).
55. Tu cuerpo empieza a responder a los deseos de alguna entidad nativa del plano. No eres capaz de controlarlo si no es con una gran fuerza de voluntad, pero eres consciente de todo lo que pasa y el único que siente dolor.
56. Uno de tus brazos toma vida propia e intenta arrancarse de tu cuerpo, momento en el que se convierte en una criatura independiente.

Plano de las flores, el azúcar y las cosas bonitas
57. Te vuelves blando y delicioso. Tu carne sabe a magdalenas y hueles como si acabaras de salir del horno.
58. Diferentes partes de tu cuerpo adquieren diferentes colores. Todos ellos antinaturales. Todos ellos pastel. Jale y ulfire pastel.
59. Se te abren 1d4 ojos extra en la cara en lugares más o menos apropiaods. La pupila de todos tus ojos, nuevos o viejos, toma forma de corazón. Eres capaz de ver tonos de rosa desconocidos para el resto de los mortales.
60. ¡Brillas! Cuando hay poca o ninguna luz, emites un saludable resplandor verdoso. No tienes ningún control sobre él.
61. Desarrollas 1d3 bultos en el cuerpo de los que, pasadas unas doce hora, saldrá un gatito o un perrito cubierto de sangre, causándote un gran dolor. Cada doce horas tienes un 25% de posibilidades de que aparezca un nuevo bulto.
62. Empiezas a comer de forma desproporcionada y a engordar a buen ritmo. Cuando hayas alcanzado el doble de tu masa corporal (lleve lo que lleve) entrarás en un doloroso proceso por el cual te dividirás, dando lugar a un clon casi exacto tuyo, solo que del sexo opuesto. Empezará a llamarte hermanito.
63. Tus escrúpulos aumentan repentinamente. Cada vez que veas algo repugnante, tienes muchas posibilidades de empezar a vomitar. Tu vómito es amarillo pastel y está delicioso.
64. Una de tus dos manos se vuelve rosa. Esta mano es ahora especialmente habilidosa en cosas como preparar té, arreglo floral o tocar el arpa. De hecho es lo único que quiere hacer. Tendrás que esforzarte para mantenerla bajo control.

Gracias por leerme. Valmar Cerenor!

Anterior: 1d64 mutaciones (2/3)
Siguiente: Teorías

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Una limosna para la cruzada:

Entradas relacionadas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...