martes, 12 de abril de 2016

Planos del caos (4): 1d64 abominaciones (3/3)

Cortesía del fantástico Dan.
Dadle click y contemplad el horror de cerca.
Seguimos con las horribles criaturas que pueden engendrar los planos del caos.

Plano de la aleación negra 
41. Gólems de aleación negra. Son en buena medida gólems de metal, pero mucho más afilados. Estilo Alcaudón.
42. Espadachines negros. Sus rostros no humanos siempre están tapados. Usan largas y esbeltas espadas de aleación negra.
43. Monolito de batalla. Muy inteligente, puede generar armas a voluntad de su cuerpo.
44. Sabuesos espada llenos de filos que te devorarán si no consigues blandirlos antes. El mango es el rabo.
45. Ciempiés-armería cubierto de toda clase de armas con las que trafica su misterioso conductor. Tratar de robar no es la mejor de las ideas, no da segundas oportunidades.
46. Plantador de aleación: recorre los caminos dejando caer semillas negras de las que brotan armas y herramientas. Los habitantes le dan la bienvenida, pero no saben el error que cometen.
47. Castradores. Son tipos enormes con armaduras y espadas negras enormes que usan para cosas poco halagüeñas.
48. Una máscara negra y metálica de horribles facciones y con colmillos. Seguro que no pasa nada si te la pruebas.



Plano de la carne
49. Devoradores. Su cuerpo es en buena medida una colección de bocas. Crecen y crecen a medida que comen, lo que solo hace aumentar su hambre.
50. Cazadores. Creados a partir de partes humanas dobladas para formar un ser cuadrúpedo. Cazan en los bosques y su rostro, terriblemente humano, siempre está cubierto de sangre. Torso y miembros alargados.
51. Ratas gigantes malformadas. La mayoría están tan mal que sus órganos no tardan en colapsar.
52. Mutantes normales. No todo va a ser lujo. De hecho son un poco asquerosillos.
53. Dragón de miembros. Es un dragón oriental, pero con demasiados brazos humanos.
54. Humanoides con horribles colmenas de carne en lugar de cabeza. Enjambres de diminutos ojos alados revolotean a su alrededor.
55. Antihidra. Arranca cabezas a sus víctimas para implantárselas y crear esclavos decapitados.
56. Corceles descarnados. No todos empezaron siendo caballos...

Plano de las flores, el azúcar y las cosas bonitas
57. Conejitos unicornio asesinos. Te clavan el cuerno y beben de la sangre que mana.
58. ¡Dragón dulce! Su aliento es caramelo fundido, no puedes despegártelo por mucho que te abrase. Y tienes suerte si te mata antes de que solidifique y no seas capaz de respirar.
59. Pájaro arcoíris. Vomita arcoíris venenosos mientra vuela.
60. Narvales asesinos.
61. Gatitos rosas. Emiten esporas con un fuerte efecto psicotrópico.
62. Hombre malvadisco. Quiere que te lo comas entero y le da igual tu mandíbula. El fuego solo lo hace más fuerte.
63. Niños de la espina, con rostros enmarcados en pétalos.
64. Gnomos. Horribles gnomos. Maldita sea, probablemente están planeando cómo matarme ahora mismo.
Gracias por leerme. Valmar Cerenor!

Anterior: 1d64 abominaciones (2/3)
Siguiente: próximamente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Una limosna para la cruzada:

Entradas relacionadas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...