miércoles, 16 de mayo de 2018

Planos del caos (6.2): el Plano del Fuego, la locura y el láser

Cada uno de los ocho planos del Caos es es la manifestación de un poderoso deseo cósmico capaz de alterar realidades a lo largo del multiverso.

El origen y verdadera naturaleza de estos deseos es desconocido, pero los sabios atribuyen al Plano del Fuego, la locura y el láser el ansia por la consunción completa, tanto de la sustancia como de la esencia.

Como todos los planos del caos, representa a su vez una infección, una inflamación en este caso, ya que no es solo un fuego que trate de devorarlo todo físicamente, sino que también invade el fuego místico que sirve como conductor de las emociones y los sentidos, confundiéndolos y exacerbándolos en direcciones aborrecibles.

Es el plano que detesta el orden en su forma más primaria y encarna el fuego abrasador como su opuesto. Su presencia no es la de un incendio forestal cíclico que permite en cierta forma el renacimiento de la vida, es un verdadero impulso de consunción, de reducirlo todo a cenizas. Y esto no es solo una metáfora: animales infectados por el poder de este plano han sido vistos con ramas en llamas, prendiendo fuego a sus propios hogares.

En la rueda de los ocho planos del caos, los sabios lo alinean a la derecha como un plano inmaterial, pero también en la mitad superior como un plano involutivo: su poder radica menos en crear nuevas formas de realidad como en traer las ya existentes a estadios menos desarrollados.

A menudo parasita el deseo primario de los humanos por el fuego, convirtiéndose en una oscura deidad que les promete luz y calor, pero que solo desea de vorarlos en última instancia.

Por ello es frecuente que lo sirvan hrodas de salvajes incendiarios ayudados por animales embrujados, pero también suelen ir acompañados de paladines vestidos de rojo y cubiertos de llamas mágicas emanadas del propio plano. Sus fuerzas siempre aparecen recortadas contra los incendios a sus espaldas.

Y también dicen que en las dimensiones donde el fuego no existe a pesar de que este plano se introduce, en su lugar solo existe el láser.

Temed por tanto al Plano del Fuego, la locura y el láser, pues su mal no puede sino ser la perdición de los hombres.

Gracias por leerme. Valmar Cerenor!


1 comentario:

  1. Deseando (des)entender la teoría del horror de los siguientes planos!

    ResponderEliminar

Una limosna para la cruzada:

Entradas relacionadas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...