viernes, 10 de mayo de 2013

¿Cómo se llega hasta Atomarporculopia? - 2

Os debo cincuenta más desde el año pasado, así que vamos a ello.

  1. Atravesando las tierras que rodean el Puño de Crom.
  2. Pasando no muy lejos del pantano donde las arpías desangran a sus víctimas.
  3. A través de un bosque de hongos gigantes, diligentemente cultivados por trasgos y sus esclavos lobotomizados.
  4. Por una jungla infestada de mantícoras, dominio de un paranoico y enloquecido sultán.
  5. Recorriendo los dominios de los elfos dionisiacos, que festejan día y noche, a veces con la carne de los incautos que se acercan.
  6. Subiendo por una alta torre que en los Días Antiguos vigilaba un abismo. Con el paso de los siglos se ha inclinado y es posible saltar desde su cima hasta el otro extremo.
  7. Recorriendo las tortuosas calles de un antigua metropoli, cuyos habitantes fueron convertidos en horribles demonios ciempiés.
  8. Cruzando del lugar donde crecen las amapolas sanguinarias, que hacen palidecer hasta la muerte a todo el que yace cerca de ellas.
  9. A través de las praderas donde la hierba crece hasta cuatro metros de altura y las serpientes gigantes acechan.
  10. Buscando el camino en los túneles de un hormiguero gigante. Si no quieres morir, más te vale oler como una de las obreras.
  11. Flotando en una de las fuertes corrientes del Cañón del Viento. Cuidado con las telarañas gigantes.
  12. Cruzando por los túneles excavados por gusanos gigantes muertos tiempo atrás. Sí, muertos, todos ellos...
  13. A través de un abismo sin fondo cubierto de nubes por las que se puede caminar, pero que también ocultan castillos de gigantes.
  14. Por unas llanuras cubiertas de trols petrificados. Se dice que dormir cerca de una de estas rocas produce sueños extraños y que los animales las evitan.
  15. La forma más rápida es por catapulta.
  16. Evitando hundirte por unos sinuosos rápidos, en un claustrofóbico cañón rocoso.
  17. Cruzando las galerías de un palacio subterráneo ya olvidado, decorado con el arte más exquisito del que jamás fuera capaz la humanidad.
  18. Yendo a lomos de un lobo gigante, ya que solo un clan de estas bestias conoce el camino del lugar al que quieres ir y ningún otro ser puede recordarlo.
  19. Está tan lejos que solo magia poderosa puede llevarte hasta allí.
  20. Cruzando por las Colinas del trueno, donde se dice que yace el dios del hierro.
  21. Atravesando los estrechos caminos de las montañas más altas del lugar, pobladas por monjes guerreros que no gustan de las visitas.
  22. A través del bosque de los cambiaformas, donde los hombres oso luchan a muerte contra los lobos y los jabalíes.
  23. Viajando por el territorio de los tigres dientes de sable.
  24. Cruzando un puente de gigantes que une dos islas.
  25. A través de una tierra de extrañas formaciones rocosas, antiguo escenario de batallas de gigantes.
  26. Cruzando el mayor barco volador jamás construido por el Antiguo Imperio, del tamaño de una ciudad, ahora derribado por su propio peso.
  27. Por una tierra verde y placentera.
  28. Pasando cerca de las fuentes donde se bañan y juegan ninfas del agua. A veces incluso diosas a las que es mejor no mirar.
  29. Pasando cerca de una ciudad maldita de enanos anfibios. Se pueden ver sus pirámides escalonadas alzándose sobre el pantano.
  30. Siguiendo una vaca hasta allí donde se tumbe.
  31. Cruzando el lugar donde los enormes reptiles del desierto van a morir.
  32. Atravesando la extraña ciudad de los hombres sin rostro, donde siempre es de noche y sus habitantes son solo masas de carne parecidas a hombres en los que brillan luciérnagas...
  33. Cruzando los dominios de una tribu de bárbaros. Los dirige la más sanguinaria entre ellos, una princesa renegada de los reinos del sur.
  34. Pasando por los dominios de la Montaña Prohibida.
  35. Cruzando por un paso que hace de límite entre dos tribus en eterna disputa.
  36. Recorriendo un pantano lleno de erupciones volcánicas, arenas movedizas y roedores de tamaño desaforado.
  37. Llegando hasta el final del bosque de zarzas y espinos. Dice la leyenda que en su centro crece una única rosa, que concede deseos a quien la encuentre.
  38. Cruzando las quebradas de los dragones. No te preocupes, no hay dragones de verdad, solo reptiles voladores montados por bárbaros.
  39. Navegando hasta el otro lado de un mar que todos dicen que no existe.
  40. A través de las puertas a otro mundo.
  41. Viajando a través del tiempo, pues hace eones que no existe.
  42. Abriéndote camino por junglas dominadas por reptiles prehistóricos, a la sombra de un volcán.
  43. Buceando hasta las profundidades marinas.
  44. Al otro lado de la aurora boreal.
  45. Cruzando los dominios cubiertos de niebla de Miasmus el hechicero, donde cazan sus sabuesos sin forma.
  46. Atravesando un pantano donde todo es venenoso, incluso el aire. Excepto para los trasgos que lo habitan.
  47. A través de una cueva hecha de carne humana, de la que surgen miembros y órganos al azar.
  48. Cruzando un enorme complejo carcelario del Antiguo Imperio. Se dice que está hechizado para que las almas de los allí condenados sigan penando incluso en la otra vida, pero seguro que es mentira.
  49. Atravesando colinas de obsidiana que cortan como cuchillos.
  50. Has estado en ella todo el tiempo, solo tienes que desearlo con fuerza.
Gracias por leerme. Valmar Cerenor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Una limosna para la cruzada:

Entradas relacionadas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...