miércoles, 17 de octubre de 2012

Criatura: Arpía

Una interpretación propia del mito clásico.

Clasificación: ave.

Las arpías son seres horribles con cuerpo el de un ave negra de mal agüero y la cabeza de una horrible vieja de dientes afilados.


Atrapan a sus presas como aves rapaces, lanzándose sobre ellas y abriéndoles heridas con sus garras como guadañas, para remontar el vuelo antes de que la desgraciada víctima pueda contraatacar. Así lo hacen una y otra vez sin perder de vista a la presa hasta que por fin cae desangrada, y es entonces cuando la llevan a sus nidos en los árboles retorcidos de los pantanos.

Allí las cuelgan bocabajo, les abren más tajos y dejan que se desangren lentamente antes de devorarlas, pues no soportan el sabor del fluido vital. Mas su naturaleza es contradictoria pues no pueden comer carne muerta, de modo que mantienen a sus víctimas vivas mientras las devoran poco a poco.

Para hacer esto excretan en sus bocas pues sus heces tienen la propiedad de alargar la agonía de las víctimas hasta que ya no les queda carne sobre los huesos.

Ver los nidos de las arpías es un espectáculo dantesco, un bosque cubierto de cuerpos colgados en árboles. Cuerpos vivos que no cesan de gritar y pedir que les salven o al menos les alivien de tan horrendo pesar. Aunque probablemente los héroes que lo intenten no tarden en unirse a ellos...

Gracias por leerme. Valmar Cerenor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Una limosna para la cruzada:

Entradas relacionadas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...