lunes, 18 de noviembre de 2013

Sukero City (4)

Y volvemos con Takashi y su particular versión de Big Problems in Little China. Para mayor facilidad, ahí va un mapa de la little chinatown de Nueva York Sukero City con los lugares y el recorrido marcados:

Hacedle click., venga.
Lo primero que hice fue presentarle ese mapa (sin el recorrido, claro) con todos los lugares que conocía marcados, aunque fuesen de oídas. ¡Sandboxcursión! Y lo primero que él hizo fue llamar a su colega Puto Loco y decirle que se viniese a Little China y que trajese al Gordo. A ambos los definió Mulko usando imágenes de Rival Schools, mayormente. Cada vez tengo más claro que eso de compartir la autoridad narrativa siempre ha sido un engaño para que los directores trabajen menos.

Primero fue al garito de juego ilegal. Se quedó en la puerta porque no llevaba pasta.

Después al Thai Son, decoración exagerada, típico sitio de turistas. El barman le confirma que lo conoce y dice que la noche anterior llegó a su bar ya borracho, que decía algo de niñas y tranvías y que se fue sobre la una tras pagar anunciando que iba a orinar. El barman es ese tipo chino que sale en un capítulo de Los simpsons que se pone un gorro con coleta y acento chino para engañar a los clientes.

Procede entonces una pequeña recapitulación: "tienes unas llaves de un supermercado, una nota con una dirección y una hora (las 11), la caja de cerillas y el paquete de tabaco (bueno, esto lo tenías). Sabes que llegaste al Thai Son a las doce y que te fuiste sobre la una. Que debió ser cuando tiraste para la Gatita Rosa". Según Google maps, la dirección de la nota está a media hora en bus. En Sukero solo queda un viejo tranvía turístico.

Siguiente parada: Nha tang. Un sitio elegante. Yang, el encargado, conoce a Takashi. Este le informa de que los Hu, el clan de las tríadas que controla la zona este de Little China, lo han estado buscando por la mañana porque la noche antes pegó a alguien en un callejón junto a la cafetería que hay en frente del Thai Son (el bar de antes). "Uf, los Hu son jodidos, ¿no?" "Hombre, son mafiosos. Juego, prostitución, opio transgéncio, esas cosas. Según los dados, hay seis en el bar".

Salimos y suena el teléfono de Takashi, es Puto Loco diciendo que ya han llegado, de modo que quedan en el tercer bar, el Xe Lua.

Mientras se dirige hacia allí surge un encuentro aleatorio de mi tabla de encuentros aleatorios de Little China:
Fuente.

Como Mulko podía ver toda la tabla su reacción fue "¡No! ¡Son las peores fijo! ¡El 6 seguro que vendía amuletos o algo así!".
Sí, Big Trouble in Little China.
Cuando terminé de reírme, procedimos: las chicas se habían perdido y buscaban "el portal" antes de que fuera tarde. Takashi las manda en una dirección aleatoria y sigue hasta el Xe Lua.

Es un sitio donde es fácil buscarse pelea. Tres tipos lo miran, dos de ellos no llevan más camisa que los tatuajes. Se sienta en la barra y pide la tercera cerveza del día cuando llegan sus dos compinches. Los pone al día de todo, pero cuando Puto Loco grita el nombre de Takashi, los tipos del bar se dan cuenta de quién es y se levantan. Uno de ellos dice ser Jing y que Takashi es el tipo que le dio una paliza a su colega Yao la noche antes. Así que Takashi básicamente le tira un taburete que acierta, pero apenas le hace daño.

Tiene lugar una reyerta de un turno, tres contra tres. Como empiezan los tipos del bar, Takashi y el Gordo salen heridos (Puto Loco es un tipo con suerte). Pero Takashi activa su chi (su Arquetipo es artista marcial, pueden hacer esas cosas) y resta 19 puntos de vida a Jing de un solo puñetazo (el máximo humano es 50, lo normal 25), dejándolo inconsciente. Uno de los tipos huye acojonado (crítico en Alma otra vez), pero el otro permanece firme, sin querer abandonar a su amigo, hasta que Takashi le dice que puede llevárselo. Sale diciendo que se las pagarán al clan Fang. El barman, que estaba escondido, les dice que se vayan.

El clan Fang es otro de los tres clanes de las tríadas de Little China, dueños de la zona oeste.

Viendo que están heridos, se dirigen a la farmacia china. Por el camino, los chicos le cuentan lo que hicieron la noche antes a Takashi. Básicamente robar un coche e intentar ligar con éxito (parece que a las chicas no les gusta que Puto Loco les grite "MARINERO"). Lo importante es que, la forma de recuperar puntos de vida en Sukero City es mantener conversaciones de ese tipo, cuanto más se salga por la tangente y más interesante sea, mejor. De modo que todos recuperan 10PV.

Cuando llegan a la farmacia, típico sitio de estos (muebles lacados, tarros raros...), los recibe una chica no-muerta que parece ser la encargada y que les da algo de conversación. Yoshika de Touhou Project nos da una idea de cómo era:

No obstante, mientras están en ello, uno de los paneles de la farmacia se mueve y sale un tipo con traje sospechosamente parecido al protagonista de Yojimbo que dice: "Tang Li, no confraternices con esta gente. Vosotros, venid conmigo".

Entonces el tio, Qing-ru, procede a informarles de que los Fang van a por sus culos y que si ponen un pie fuera de la farmacia solos están fritos. "¿Cómo sabes mi nombre?". "Ya no hay un alma que no lo sepa en Little China. Estás en el punto de mira".  Además les cuenta lo que les pasó a Takashi la noche anterior: le robó la cajetilla de tabaco chino a un tipo al que previamente había dado una paliza en el callejón, al parecer ese tipo acababa de quitársela a otro tipo que la había comprado en la cafetería discretamente. Entonces Qing-ru por fin les dice que él trabaja para el clan Wei, el tercero, que domina la zona centro.

Fang: oeste.
Wei: centro.
Hu: este.

Los hace pasar por el pasaje secreto al escondite de los Wei. Allí entre el sr. Wei y Qing-ru les explican que en el cartón de la cajetilla iba camuflado un microchip ultrafino. El tío más venerado del sr. Wei, Yon Tsu, es un cibermonje. Ha dedicado casi toda su vida a navegar por internet buscando la iluminación y ahora está a un paso de alcanzarla, pero necesita unos datos cruciales que se contienen en el microchip afanado. Ahora lo tienen los Hu, para ellos trabajaba la chica del almacén. 
No ha habido suerte buscando fuente.
Takashi: Vale, pero yo no pinto mucho en este asunto.. Me puedo ir a mi barrio y olvidarme del tema.
Wei: Me temo que los Fang no opinan lo mismo.
Qing-ru: No hay tantas pelis chinas de venganza por nada.
Wei: No lo hubiese expresado mejor. Escúchenme, señores, tengo una propuesta que hacerles: no solo lavaremos el honor de todos, sino que yo recuperaré el microchip y ustedes recibirán toda la protección que yo pueda proporcionar.

Mulko sospecha que drogaron a Takashi para aprovecharse de él y que le están soltando una trola, pero aun así pregunta qué tiene que hacer.

Wei: Necesitamos que seas tú quien vaya a negociar con los Hu.

Y ahí dejamos la sesión.

REFLEXIONES

Cara a las reglas, ha sido una sesión bastante productiva: parece que por fin el sistema de combate funciona como quiero. Por otro lado, está siendo una buena ocasión para perfeccionar el funcionamiento de las habilidades de los artistas marciales que básicamente son usar movimientos especiales y gastar puntos de chi para mejorar características. Además me he dado cuenta de que apenas hemos tocado las motivaciones y lo achaco sobre todo a que la mecánica requiere supervisión constante por parte del director, de modo que tendré que tomar un acercamiento más tradicional:

Si un jugador declara que su personaje está haciendo una acción en favor de una de sus motivaciones (y es verdad), recibe un bonificador. Pero, si falla, el personaje duda de su motivación después de haberse esforzado tanto por ella y pierde un punto.

Si un personaje hace algo en contra de sus motivaciones, el jugador puede declararlo y pagar un punto en esa motivación para recibir el mismo bonificador. Si un jugador no declara que algo va contra las motivaciones de su personaje, aunque sea así, el director puede asignarle un penalizador; gastar un punto de motivación entonces anula el penalizador y añade el bonificador normal.

Conviene recordar que las motivaciones tienen puntos del 1 al 5 y que, si alguna queda a 0, el personaje muere definitivamente cuando se queda a 0PV.

Otra cosa sobre la que he pensado es que esta es realmente la primera partida de investigación en serio y me ha parecido sorprendentemente fácil y sin encarrilar en absoluto, simplemente preparé las localizaciones, un par de tablas de eventos, y no cambié nada de lo que había en ellas durante el juego. A lo mejor tuvo que ver que todo fuese una sandbox o quizá no, porque quizá si Takashi hubiese hecho otras cosas, no hubiese quedado también. Pero no puedes controlarlo todo siempre, ¿verdad? ¿... verdad?

Gracias por leerme. Valmar Crenor!

Fuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Una limosna para la cruzada:

Entradas relacionadas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...