viernes, 4 de noviembre de 2016

Sukero City Actual play (20)

Hola de nuevo, amigos, soy yo otra vez, Natsuki, el uniforme escolar parlante y vengo a hablaros de lo que ha pasado en lo que Kha llama "campaña de testeo de Sukero City". Bueno, en realidad, no soy un uniforme, sino el fantasma de una chica muerta que fue a parar a un uniforme que luego fue comprado de segunda mano... Es una larga historia. Pero si queréis seguirla bien, podéis echar un ojo al resumen de lo ocurrido hasta ahora que os hice hace un par de meses.

Ahora vamos a recapitular un poco más. Dejamos a Cath (la chica mágica de lluvia/imán de rarezas/mocosa entrometida) y Satoshi (supersentai y ultra-artista marcial) en una pequeña estación de metro, acompañados de algunas chicas jóvenes, una par de señoras y hombre mayor, que también lo esperaban hasta que...

Un hombre que parecía salir de una pared de ladrillo haciéndose llamar Brick Bully y sus secuaces los brick boys, irrumpieron en la parada, armas en mano, tomando a todos los presentes como rehenes.

O más o menos. Catherine consiguió usar la gabardina de invisibilidad que lleva a todas partes para desaparecer antes de que ninguno de los captores se percatara, pero Satoshi se vio obligado a echarse al suelo con el resto de los rehenes y a consolar a las chicas para que no pusieran nerviosos a Brick Bully que ya estaba exigiendo que enviaran un equipo de televisión a la parada.

Un señor mayor parecía ser capaz de ver a Cath, porque miraba en su dirección, pero cuando ella intentó que le leyera los labios, no dio muestras de entenderla. Ah... Kha me pide que os explique eso fue un efecto de las reglas de invisibilidad y que os las va a citar aquí porque "le hacen tanta gracia que podría partirse en dos":
Si eres invisible, obviamente no te pueden ver. Interactuar contigo, como atacarte, tiene una dificultad de 50 como operar en completa oscuridad.
No obstante, todo aquel que tenga 65 o más en Mente tiene derecho a hacer una tirada del mismo atributo para sentir si hay algo invisible cerca y saber su posición a grandes rasgos (recomendamos al Hombre de blanco que las haga habitualmente para poner nerviosos a los jugadores). Pero, eso sí, esta tirada solo permite sentir e intuir, no se puede tirar para detectar dónde está exactamente algo invisible: eso es cosa de la harina, la pintura, las gafas térmicas y las habitaciones herméticas llenas de gas de cloro.
Las personas ciegas tienen +15 a la tirada de sentir lo invisible y pueden hacerla con una MEN de 50+ porque, bueno, lo hacen todo el tiempo.
En cualquier caso, mientras los chicos intentaban pensar un plan de acción, llegaron los reporteros.

Es fácil llegar tan rápido a la escena si están constantemente en movimiento, supongo...

Una vez ante las cámaras, Brick Bully declaró que no tenía intención de hacer daño a nadie, que había llevado a cabo el secuestro solo para conseguir atención para su causa: conseguir qeu su novia Beth volviera con él. Cosa que empezó a rogar a la cámara rompiendo a llorar.

Esto exasperó tanto a Cath que sus poderes de imán de rarezas se activaron y la teletransportaron fuera de la parada de metroy del cordón policial. Una vez allí decidió que lo que estaba pasando ahí no era su lucha y se fue a casa. Andando, por supuesto.

Pero Satoshi, sintiendo que había un corazón amable bajo el duro exterior (jejeje) de Brick Bully, se levantó y empezó a acercarse a él muy despacio a hablar con él. Por suerte, a Brick Bully pareció caerle bien Satoshi (hay que reconocer que es bastante majo...1), así que empezó a contarle lo que había pasado (incluso enseñándole una foto suya en el zoo con Beth, en la que él llevaba una camiseta que no estaba hecha de ninguna manera para su plan corporal) mientras Satoshi le explicaba que comprendía su dolor, pero que esta no era la forma correcta de hacer las cosas.

Los reporteros por supuesto no dejaron de emitir en directo en ningún momento. Pero si vives en Sukero City, estás acostumbrado a no mirar a las cámaras.

El pobre hombre-pared solo podía responder que ya lo había intentado todo y no había visto otra salida... Pero entonces ocurrió, mandaron a Brick Bully un teléfono para que hablara con Beth, al otro lado... Solo para decirle que dejara de acosarla, que hacía años que habían roto.

El que se quedó roto por un instante fue Brick Bully, en el que Satoshi intentó convencerlo de que no hiciera nada apresurado. Cosa que... no hizo. Tras ese instante de duda, el hombre-muro suspiró, derribado y declaró terminado el secuestro. Tras dar la gracia a Satoshi y recibir una tarjeta del super-sentai, Brick Bully y sus Brick Bully desaparecieron por los túneles secretos del metro.

Entre tanto, Cath, ya en casa de Valerie, su mejor amiga y anfitriona, había estado haciendo pesquisas con sus poderes deductivos de mocosa entrometida2 y un guante... ¿mágico...? que produce pistas sobre un determinado asunto en las superficies que golpea. Gracias a esto había descubierto más cosas sobre el asunto de encontrar el pergamino perdido del dojo Youmei Yuwang. Al golpear un papel, vio una vista desde un edificio que pudo cuadrar con uno en concreto en el mismo distrito que el dojo, a donde fue corriendo con Valerie porque el ejercicio es bueno3.

Allí descubrieron la estatua de un artista marcial, Wei Qing, antiguo maestro del dojo. Una rápida búsqueda en Google les reveló que había sido un famoso y precoz artista marcial, que murió igualmente pronto en la guerra. Y que su hijo, también maestro del dojo y padre de Lorene, la chica desaparecida que había encomendado la misión en sueños a Cath, había muerto a manos de Brutal Hermit, un tipo que asesina a los mejores artistas marciales y hace promoción de marcas famosas mientras lo hace.

En cualquier caso fue Wei quien escondió el pergamino y, gracias a las herramientas investigativas de Cath, saben que fue en uno de dos restaurantes chinos cercanos: La pequeña Tian o El pollito feliz, donde al parecer también sirven comida mexicana...

De modo que aprovechó que era ya la hora de comer para ir al Pollito feliz, donde se comió unos tacos, pero no consiguió gran cosa aparte de una enemistad de por vida con el pequeño de tres o cuatro años del restaurante, por negarse a abrirle una puerta.

Satoshi, entre tanto, después de que lo dejaran la policía y los médicos, fue a casa y quedó con Valborg, la bruja perseguida por un acosador que había puesto una beldición a Hideo Senpai, para llevar a este a su casa en miércoles y al día siguiente con sus amigas, para resolver sus problemas de acosadores invisibles.

Cath y Valerie volvieron a su casa. Catherine dedicó el tiempo a trabajar en sus máquinas y, cuando se fue a dormir, soñó con focas leopardo. No se lo digáis, pero la oí despertarse gritando "¡HUID, PINGÜINOS!".

Pero estoy segura de que se alegró de que eso la ayudara a despertarse temprano, ¡porque ese día íbamos de excursión a los baños termales!

Pero eso es una historia para la próxima entrega de los "actual plays de Sukero City", sea lo que sea eso. Hasta entonces, gracias por leernos a mí y a Kha y valmar Cerenor!

1Tiene un carisma por las nubes, una de sus aficiones es "caer bien a la gente" y su peculiaridad inicial es que parece inofensivo.
2«Elemental, querido Watanabe. Puedes hacer una tirada de MENte (dificultad 20) para obtener una pista importante sobre un determinado asunto. No puedes volver a tirar para el mismo asunto a no ser que se haya incorporado nueva información relevante a él».
3Y además, correr ciertas horas es uno de sus objetivos semanales.


http://www.monifate.es/search/label/Rolinforme

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Una limosna para la cruzada:

Entradas relacionadas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...