sábado, 9 de enero de 2016

Orcos y trasgos en Mötor Mäiden

Hace un tiempo me describí a mí mismo como "un hombre que piensa tanto en los orcos no puede ser buena persona" y lo mantengo.

En Insuranda, el mundo de Mötor Mäiden hay orcos, trasgos y demás, algunos lo calificarían de plaga. En las islas salvajes que rodean la Coesfera a este y este son más frecuentes que los humanos y son considerados, por lo general, enemigos de la civilización y todo lo que es bueno.

Desde luego pueden parecer salvajes desde fuera, pero se dan las circunstancias de que 1) el choque cultural es fuerte (por ejemplo son bastante abiertos en lo que se refiere al canibalismo) y 2) los humanos de por ahí tampoco son precisamente angelitos.

Y, aún con todo, los orcos y trasgos de estas islas salvajes construyen ciudades si tienen la ocasión. Lo que pasa es que desde fuera no parece gran cosa a los humanos porque son mayormente subterráneas.

Fuente
Tipos de trasgos
Digo orcos y trasgos porque son los más frecuentes, pero, que se sepa, hay cinco especies de lo que, como término abarcador, se llaman trasgos:
  • Los grem, que podrían llegar a un humano a la rodilla o el muslo y son hiperactivos y se meten por todas partes. A menudo también se les llama gremlings o snotlings o jermlains.
  • Los trasgos, nuestros goblins de toda la vida. Bajitos y algo chiflados.
  • Los grantrasgos, tan altos como un humano o poco más, pero esbeltos. Mucho más centrados que los trasgos y otros de sus parientes.
  • Los orcos que, bueno, son orcos. Tan altos como un humano o algo menos.
  • Y, los ogros, de dos metros y medio. Si no más.
Los trols van por otro lado, no os preocupéis, también pienso en ellos a menudo.

Países de trasgos
De modo que, volviendo a los que viven en las islas salvajes, cabe decir que ellos son la mayoría de sus especies, disgregados en tribus, clanes y ciudades estado gobernados por reyezuelos y normalmente segregados por especie (los orcos no se llevan bien con los grantrasgos, etc., etc.). Pero hay otros que viven en, lo que llamaríamos... países de verdad.

El Pacto
Por un lado está el Pacto, el otro megaestado a medio mundo de la Coesfera (la zona por defecto de MöMä), que literalmente está al otro lado del hemisferio. Allí, aunque son de mayoria humanos, les pareció que los trasgos eran más útiles vivos que muertos para aumentar su fuerza de trabajo y sus ejércitos. Alguien tiene que limpiar las cloacas, y mejor si lo hace con gusto. Además, su religión es tremendamente proselitista y acogedora. Después de todo el país una teocracia gobernada por una gorgona.

Fuente
El Mandato del Cybertennoh
Por otra parte está el Mandato del Cybertennoh, que es de donde salen la mayoría de cosas de japonesas de MöMä. Los dioses de esta tierra enviaron a estas gentes un macroordenador, el Cybertennoh, encargado de mantener las leyes verdaderas y las buenas costumbres. El problema es que debido a un defecto grave en el Cybertennoh, dejó de poder distinguir entre trasgos o humanos con claridad.

En cuanto los pequeñajos verdes se dieron cuenta, empezaron a mudarse en masa y a usar dinámicas sociales para hackear el cybertennoh y hacerse pasar por humanos nativos sin recibir "castigos de rayos divinios" por no seguir las costumbres correctas. Hoy en día es un espectáculo triste cómo el ordenador-emperador dice a sus ministros, trasgos disfrazados, que teme que haya impostores dentro de la corte.

Muchos de aquellos que han sido reemplazados por trasgos, desterrados en su propia tierra, simplemente se marchan ahora que el Cybertennoh no se lo impide.

(Sí, esto está un tanto inspirado en mi mundo aleatorio: el imperio de los trasgos samuráis).

Fuente
El Imperio Trasgo
Pero quizá el más interesante para nuestros propósitos es el Imperio Trasgo, por una serie de cosas. Por ejemplo, está justo al lado de la Coesfera, y desde tiempos inmemoriales (nah, 200 y pico años) se dedica a hacer escaramuzas contra las tierras de los aliados. Hace un tiempo que pararon en cierta medida porque se unieron contra ellos y temen un gran ataque combinado. Ataque que solo mantiene a raya su más valioso aliado: el Pacto. Hay mucho odio.

Por otra parte, está la cuestión de que viven en la mayor isla del hemisferio sur, que apenas es mayor que la mitad de España y bastante desértica, pero ya es una ventaja.

Por otra parte, se basa en la idea de la Gran Nación Trasga. Sí, esta gente tiene ideas políticas complejas; esta en concreto se basa en unir a todos los trasgos "en diáspora" en una sola nación y un solo estado que sería este imperio. De momento les está yendo demasiado bien: tienen tanta inmigración que su territorio es un mosaico de especies, cada una con sus respectivas culturas, lenguas y sensibilidades. Pero no uno de esos mosaicos bonitos, sino de esos que te estallan en la cara y las teselas te sacan un ojo.

Este reventón es de lo que más preocupa a los nobles ministros de Amog-Wazha, la capital. Y a estas alturas hablan más del "¿cuándo?" que del "¿y si...?".

Trasgos y colores
La gran mayoría son de distintos tonos de verde o naranja, algunos hasta mezclan. Esto lo refleja la bandera nacional naranja y verde del Imperio, un tanto à la sudafricana.

Recelan del amarillo como nosotros podemos recelar del negro o quizá incluso más porque, cuando mueren o están muy enfermos, pierden los pigmentos azules y rojos y quedan amarillos.

El negro les da un poco igual porque no temen la oscuridad y de hecho les gusta vivir un poco a oscuras. Sus ojos son mejores que los nuestros para eso.

Pero eso, si te dicen que te van a dejar amarillo, no es algo bueno.

Es que viene de una cultura distinta...

Ya tienen bastantes problemas culturales los trasgos entre sí, pero obviamente también tienen problemas con los humanos.

Por ejemplo, robando un poco de Goblin Punch, están seguros de que los dioses los odian (aquí en MöMä tienen buenas razones) y su economía a veces se basa en cráneos (y los monjes del vacío molan).

Reconozco que a veces me entretengo haciendo un poco de conlang (idiomas inventados y tal) y tengo una lengua orca empezada... A veces le echo un ojo... Tiene cosas de lenguas mayas... La cosa es que la lengua de los orcos especialmente suena fatal, ash nagz durbatulûk y eso. Pero eso es un registro, un estilo, el que hablan por la calle. Pero tienen otro registro que usan solo con la familia de sangre, los cónyuges y amantes, y los amigos tan próximo que son prácticamente familia. Esta variedad suena bastante más... "amable" y tiene léxico bastante distinto (por ejemplo, tiene una palabra para "paz", que nunca pronunciarían en el otro registro), pero nunca, nunca la usarán delante de un orco extraño, incluso reconocer que *existe* está mal visto. Imaginaos delante de un humano. Esta es una de las razones de que muchos desde fuera piensen que los orcos y los trasgos en general son incapaces de amar.

Fuente
Por supuesto muchos son incapaces de amar, pero los llaman psicópatas. El otro día, bueno, "el otro día", leía una entrada bastante interesante al respecto en Hack & Slash donde básicamente decía que nadie puede ser realmente intrínsecamente malo, que una raza intrínsecamente mala solo plantea problemas (incluso para el mismo Tolkien) y que no hace falta que un capullo sea intrínsecamente malo para justificar darle una lección por ser un capullo.

Por otro lado a menudo los trasgos (tragos, trasgos. Goblins, vaya) hablan al revés y con acertijos, pero esto también es parte de su cultura y su evolución como especie. Mentir compulsivamente sin que se te note es una gran forma de sobrevivir como especie si otras especies inteligentes más grandes te capturan e interrogan. Para algunos especialmente extremos, cada día es opposite day: andan por el techo, colocan los platos sobre la comida y te matan saturándote de hospitalidad.

Y a veces se les achaca que les gusta demasiado los excrementos, especialmente a los pequeños trasgos y grems y... Es cierto, les encantan los excrementos. No los relacionan con enfermedad y suciedad como nosotros, su idea es que, si un sitio está lleno de excrementos de otros humanoides, es que probablemente el sitio es seguro y hay comida cerca. La caca es una buena noticia para ellos.

Corsarios
No es que los trasgos sean especialmente famosos por ser invasores navales, quero decir, en un mundo archipiélago como Insuranda, los barcos son básicamente la única opción, pero sí son famosos porque atacan a todo dios casi sin discriminar y usan tácticas interesantes. Es lo que pasa cuando no temes que la mitad de tu barco esté vivo, que pueda arder por fuego amigo o hacerte acompañar de canoas de guerra con ochenta remeros ogros. Este tipo de tácticas son las que dieron especial fama al archiodiado corsario Barbaverde.

Gnomos
No a todos los trasgos del Imperio les gusta el régimen de Amog-Wazha, especialmente aquellos que son más pro-humanos o les molesta la enorme corrupción que lo asola o creen que su propia cultura está oprimida frente a las demás. Aquellos a los que les gusta realmente poco se reúnen en cónclaves secretos y planean la revolución, a veces consiguen establecer asentamientos independientes que el gobierno acaba arrebatándoles en una larga, lenta y silenciosa guerra civil. Estos rebeldes se identifican por llevar barbas postizas, sombreros ridículos y hacerse llamar igin-ûmugh, que significa simplemente "barbados", pero en el extranjero se ha adaptado como "gnomo". Gracias por la idea, Semper Initiativus Unum.

Guau, yo no quería escribir tanto. Hoy os habéis ganado el gracias por leerme. Valmar Cerenor!

http://www.monifate.es/search/label/Rolinforme

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Una limosna para la cruzada:

Entradas relacionadas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...