miércoles, 26 de diciembre de 2012

Criatura: piratas de la ventisca

Miércoles Monstruoso, sí, señor.

Clasificación: humanoide.

Desde el frío norte navega un barco siempre cubierto de nieve y rodeado de una terrible tempestad que debilita los barcos que aborda, azota los puertos que ataca e impide que ninguna nave común los persiga.



Sus tripulantes son seres fríos y desalmados. Su piel es de un azul muy claro y carecen de ojos. Se sabe que cada uno de ellos puede controlar el hielo a voluntad de forma que hielan a sus enemigos con un cono de escarcha y así los neutralizan.

Rara vez matan a alguien si no es en caso de extrema necesidad, pues se dice que les aterra el calor de la sangre. Quizá porque ellos mismos están muertos.

Pero todo eso probablemente solo son abladurías, pues pocas veces se les ha visto realmente, rodeados siempre de espesas nubes y poderosos vientos, incluso en el más cálido verano. Ni siquiera se conoce su pabellón, si es que tienen alguno, o la identidad de su capitán, que algunos describen como si se tratase del mismísimo invierno.

Si hemos de dar crédito a los rumores, lo más temible de su capitán es que en ocasiones se acerca a alguna de las víctimas inmovilizadas y deja un trozo de hielo en su corazón. Signifique lo que signifique esto, la persona quedará desanimada y desapasionada tras el encuentro y su pensamiento se llenará con el deseo de partir hacia las aguas del lejano norte donde solo hay frío.

Gracias por leerme. Valmar Cerenor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Una limosna para la cruzada:

Entradas relacionadas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...